domingo, 29 de diciembre de 2013

ALIANZAS,MARCHAS Y SUPERTICIONES


La costumbre de intercambiar alianzas el día de la boda durante la ceremonia, viene de muy antiguo. En el siglo XIII a.c. , los egipcios ya intercambiaban alianzas.

En la antigüedad los maridos celebraban un rito para asegurarse de que los espíritus de sus mujeres no les dejaran demasiado pronto. El marido ataba los tobillos y las muñecas de su mujer con cuerdas de hierba con la creencia que esta atadura mantendría su espíritu dentro.

En el tiempo del imperio romano los anillos eran de hierro; los de oro sólo podían ser usados por senadores y magistrados. Luego, la costumbre se expandió a otros estratos socioeconómicos.

Las alianzas empezaron a usarse en el siglo V, pero costó para que la Iglesia las aceptara como parte de la ceremonia.

En la Biblia, ya vemos que en el Antiguo Testamento se pedía la mano de la novia con un anillo. Esta costumbre ha llegado hasta nuestros días. En el siglo IX, el papa Nicolás I, decreta que el hecho de entregar el anillo a la novia es ya una declaración oficial de la intención de casarse

En el pasado, cuando la propuesta era un procedimiento más formal, el futuro novio enviaba a sus amigos o miembros de su familia en su representación para que conocieran a la futura novia y su familia. Si ellos veían un hombre ciego, un manco o una mujer embarazada durante su estada, se pensaba que el matrimonio podía estar predestinado al fracaso. Sin embargo, nodrizas de varones, pichones de paloma o de lobos eran buenos signos.


La mayoría de las novias se casan de blanco, como símbolo de su inocencia, pureza y virginidad. Pero no siempre fue así: esa tradición data del siglo VI, dado que antes las chicas
preferían el color plateado, hasta que la reina Victoria impuso la nueva tendencia.
Cada cultura interpreta los colores con un significado particular, en las culturas occidentales se considera el color blanco como símbolo de pureza, mientras que para el islamismo es el negro. En Japón el color predominante es el rojo.

En algunas culturas asiáticas y del Medio Oriente el velo se llevaba para ocultar completamente la cara de la novia a un novio que jamás la había visto. Solamente después de la ceremonia se le permitía al novio levantar el velo para ver el rostro de su nueva esposa. En la religión islámica la mujer debe cubrir su cabeza con un velo negro como símbolo de respeto a Mahoma. Según otras tradiciones, por ejemplo la romana, el velo protegía a la novia de malos espíritus, a los que se pensaba, es vulnerable. Se hizo popular en Inglaterra en los años 800. Fue allí donde se le asoció con la modestia y la castidad.



LA MARCHA NUPCIAL
Es la música que abre y cierra la ceremonia religiosa. Es una tradición que viene de la boda de la princesa Victoria de Inglaterra con el príncipe Federico Guillermo de Prusia. La princesa Victoria eligió ella misma las dos marchas: La Marcha Nupcial de Mendelssohn para su entrada a la iglesia y la ópera Lohengrin de Wagner para la salida de la iglesia ya de la mano de su esposo.
EL PASTEL NUPCIAL:
Esta tradición nace en la antigua Roma. Los romanos rompían un par por encima de la cabeza de la novia como símbolo de fertilidad. Los invitados recogían las migas y se las comían. Esta costumbre fue conservándose hasta principios del siglo XVII que, en Inglaterra se ideo que se hicieran muchas pequeñas tartas que luego se apilaban. La pareja debía besarse sobre la pila de tartas. La tarta casi siempre se desmoronaba, por lo que hacia mediados del siglo XVII, se cambió la idea de las múltiples tartas por la de un pastel gigante.


SUPERSTICIONES

Si eres muy supersticiosa y quieres que el día de tu boda todo salga a pedir de boca, toma nota:

Debes llevar huevos a un convento de Santa Clara si no quieres que llueva el día de tu boda. Aunque algunos dicen que si el día de tu boda llueve, tendrás muchos hijos.

Nunca dejes que tu novia vea el vestido antes de tu entrada a la iglesia o al juzgado.

Vigila que tu novio lleve la corbata derecha el día de la boda ya que si la lleva torcida significa que te será infiel.

Debes asegurarte que los invitados te tiren arroz si deseas tener descendencia.

El día de tu boda nunca te pongas perlas. Las perlas simbolizan las lágrimas y te traerán muchas a lo largo del matrimonio.

No te cases en enero ya que tendrás problemas económicos a lo largo de todo el matrimonio.

Tampoco te cases en martes y 13.

No olvides ponerte algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul.

Y aunque viváis juntos, la noche antes debéis pasarla cada uno en su casa o en casa de los padres.

El matrimonioen la Edad Media era ya decidido por los padres de los contrayentes, y en las casas reales , en algunos casos las 1º noche debían estar con personas presentes mientras copulaban
y luego se debían mostrar las sabanas al pueblo.

En cuanto a los siervos de la gleva existía el derecho a pernada, que consiste k el Sr. Feudal debía pasar la 1º noche con la novia y desvirgarla antes k hubiera relación carnalcon su esposo
La esposa en la noche de bodas, si su marido no era capaz de "desflorar la rosa", esta consumaría el coito con una imagen de madera del dios Priapo. Este dios era representado sentado con un enorme falo erecto.

-Para que en la noche de bodas al novio no le faltara energía, las madres de las muchachas colocaban una jarra de miel junto al lecho.

-Cuando una novia se disponía a atravesar el umbral de la casa del novio, adornado con una alfombra de ramas, esta era levantada por el novio, en recuerdo al rapto de las sabinas.

-las mujeres romanas consideraban bello que las cejas estuvieran unidas sobre su nariz, para conseguir tal efecto utilizan una mezcla de huevos de hormiga machacados con moscas secas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada