lunes, 31 de diciembre de 2012

SOLUCION O PROBLEMA?


El invento de Sonnet Ehlers, una inventora Sudafricana, está listo para salir al mercado. Durante la penetración, Rapex está diseñado para que “muerda” con sus dientes la cabeza del pene masculino.

Rapex es un un condón antiviolación pensado para las mujeres sudafricanas, cada vez más vulnerables a violaciones sexuales. Es que Sudáfrica tiene el record mundial en agresiones sexuales en el mundo, con 54.926 violaciones documentadas.
La controversia no se hizo esperar, y muchos acusan a Sonnet Ehlers de odiar a los hombres. “No odio a los hombres…. pero por qué deben ser siempre las mujeres las degradadas en una violación.”, se defiende ella.

El miedo de muchos, más allá de si este invento fue o no diseñado desde el odio, es que Rapex podría incrementar la violencia contra las mujeres durante una violación. Hasta el Centro de Crisis de Violaciones de Ciudad del Cabo se opone a Rapex, argumentando que la solución es social, y no se puede palear con este accesorio.
A pesar de las críticas, Ehlers cree en su invento y asegura que el dolor intenso que este causa al violador podría dar a la víctima importantes segundos para escapar.

Por otra parte otras opiniones (la mayoria de hombres) dicen que este condon podria ser usado por mujeres traicionadas y despechadas para dar un escarmiento a sus respectivas parejas infieles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada