lunes, 7 de diciembre de 2009

A QUIEN LE HACEMOS CASO?????



El mensaje de Cristo suponía que la humanidad estaba a punto de acabar. Sermones como el de la Montaña invitaban a liquidar los bienes materiales, y eso es un poco contradictorio para alguien que piense en vivir. El cristianismo, dos mil años después de que se produjera su mayor acontecimiento; A saber, la encarnación de Cristo, se enfrenta a su mayor problema: Explicar por qué existe la humanidad tantos años después de aquel suceso.
Cristianos, musulmanes y judíos de todas las ramas coinciden en que un día, tras multitud de penalidades, vendrá Dios a dar por finalizado el mundo de una manera u otra.


Nostradamus y su idea del fin del mundo

En su Centuria X, 72 que dice :

“El año mil novecientos noventa y nueve siete meses, Del cielo vendrá un gran Rey de terror: Resucitar el gran Rey de Angolmois,
Antes después de Marte reinar por dicha”.

Muchos estudiosos del profeta creen que en ésta centuria, el profeta habla sobre el fin del mundo tal como lo conocemos, y que el acontecimiento tendría lugar en el año 1999, durante su séptimo mes.

El final del mundo en el 2000

Durante los años previos al nuevo milenio, se sucedieron una gran cantidad de vaticinios sobre el fin del mundo. Los augurios provenían de distintas religiones y sofismos. Asociados seguramente al advenimiento del nuevo milenio. Una gran ola de suicidios asociados a éstas creencias se desató en distintos lugares del planeta. Afortunadamente el año 2000 comenzó y el mundo, con sus cosas buenas y otras tantas malas, continuó !existiendo!




El año 2010 y las profesías de Los Mayas

Una de sus profesías dice que el fin del mundo vendrá el 21 de Diciembre del 2012. Una pelicula en cartelera muestra los desastres por venir y que quedaran unos pocos que sobreviviran en un avion diseñado para sortear todo el caos.

!otra estupidez mas! no pasara nada seguiremos como hasta ahora continuamente los continentes se alejan y se aproximan entre si,cambiando el panorama geográfico imperceptiblemente pero de forma constante, unos muros caen otros se levantan, evolucionamos continuamente de generacion en generación somos energia y la energia no se destruye sólo se modifica.De semilla a árbol, de árbol a flor, de flor a fruto y de fruto nuevamente a semilla.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada