lunes, 9 de marzo de 2009

ALFOMBRAS "VOLADORAS"



Una de las tradiciones más antiguas de Turquia es tejer alfombras y no se trata unicamente de un producto más, sino de toda una tradición que sigue transmitiéndose de generación en generación.

La alfombra más antigua del mundo fue descubierto en el año 1949 en el valle de Pazirik, en los montes de Altai, en la tierra de origen de los turcos nómadas. Data del siglo V aC. No es una casualidad que los nómadas las descubrieran, porque la vida errante los obligaba a tener el suelo caliente dentro de las tiendas en las montañas frías y cuando se movian se utilizaban para envolver las cosas.
En un principio se utilizaban no sólo para cubrir el suelo, también para decorar las paredes.

Actualmente, aunque todavía hay quienes las confeccionan como antaño, se fabrican con fibras artificiales que resisten mejor el uso.
Aunque los tapetes persas nunca han volado, quizá este mito ha contribuido en gran manera a hacerlos famosos en todo el mundo.
Las alfombras ¿mágicas? que trasportan a quien se sienta sobre ellas aparecen la literatura medieval oriental pero fue en el cuento de las Mil y Una Noches, cuando aparecen como maravillosos vehículos voladores, en las que califas, príncipes y princesas volaban a través de los cielos árabes en busca de aventuras.

Las alfombras no vuelan, pero... ¿sería fabuloso que lo hicieran no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada